Este año estamos caminando con todas nuestras dificultades que pasamos en nuestra vida cotidiana. Nuestros momentos de oscuridad parecen a veces imposibles de terminar, pero sabemos que Nuestra Señora de Guadalupe esta con nosotros guiandonos hacia la luz. El nuevo comenzar que San Juan Diego experimento con toda su gente en Mexico en el año de 1531 puede ser posible para nosotros tambien. Caminemos juntos con Nuestra Señora de Guadalupe hacia un nuevo comienzo en Jesus su hijo, el Hijo de Dios, y Nuestro Hermano. Ella nos guia hacia Nuestro Señor porque ella sabe que en Jesus podemos ver luz, esperanza, vida, justicia, paz y consuelo.